la mujer periquito

La he bautizado como “la mujer periquito”, se trata básicamente de la mujer que dice todo lo que dice su marido, por lo tanto hace lo que dice su marido y por supuesto termina pensando todo lo que piensa su marido.

Podríamos pensar que es generacional, es decir las mamás o abuelas son más proclive a mantenerse bajo la sombra de su compañero de vida, pero no, en el siglo 21 año 2017 aún podemos encontrar mujeres con este estado mental.

También podríamos pensar que es un asunto de educación, incluso con la independencia que entregan los estudios y los empleos, se estimaría que estos factores podrían favorecer a la “mentalidad periquito”, pero no, existe, sin miramientos de escala social, educación, o generación, la mujer periquito es la sombra de su pareja sea pololo, pareja, esposo, conviviente, etc…

Cualquiera diría que me estoy metiendo en cuestiones de pareja, no es así, lo que pasa es que a estas alturas de la vida para mi ya es totalmente insufrible escuchar a mujeres hablando con propiedad de algo con palabras que ni ellas mismas entienden, y eso es porque cuando repiten ni siquiera se dan el trabajo de googlear la palabra extraña que escucharon, creen que porque su marido opinó acerca de un tema es lo correcto, creen que su hombre es el tipo más inteligente y sabio de la tierra, para ellas es así, pero probablemente si lo ves de afuera no sea así, lo que pasa es eres una enamorada hablando de tu enamorado.

Básica? claro que sí, y el problema es que no hacen nada por remediarlo… inculta? todos somos incultos e incultas, pero eso se arregla, ahora existe internet, la abuela no tenía internet y la madre tampoco, pero tú sí lo tienes, lee, infórmate de las dos caras de la moneda, y luego crea tu propia opinión, si es contraria o a favor no importa, lo que importa es que sea tú opinión, si finalmente opinas igual a tu hombre maravilloso, pero si no es así no debes que tener miedo de decirlo, no tienes que callar solo para llevar la fiesta en paz, además no hay nada más grato que una buena conversación con tu pareja acompañada de una botella de vino… y te digo que no hay nada menos sexy que una mujer sin actitud y sin opinión.

Además yo pienso ¿porqué a algunas mujeres les cuesta tanto alzar su voz y decir lo que piensan u opinan, porqué dejan que otros opinen por ellas, les da miedo decir algo contrario a lo que piensa su pareja

Por eso lo que más me agrada de mi guatón es que podemos conversar, tenemos casi las mismas opiniones, mucho en común pero cuando no es así aunque por unos minutos discutamos él sigue teniendo su opinión y yo ¡la mía!

Feminismo? claro que sí, soy mujer y no quiero ser la sombra de nadie, no quiero ser un loro, quiero ser y soy una persona con principios creados por mi misma, yo los adquirí, nadie me los impuso. Y para que lo sepan no hay nada más irrazonable que el término feminazi, y les dejaré este link para que sepan de que se trata tener voz y voto, “Feminazi: Por qué empoderarme como mujer te ofende”.

Anuncios