ponte seria y atina, octubre el mes rosa

Porqué a mí, porqué me pasa esto? debe ser lo primero que se nos viene a la mente cuando nos dan una noticia como esta, cáncer, hablar de cáncer da hasta escalofríos, es inevitable pensar que uno va a morir, y no necesariamente es así debes saberlo no siempre tiene un final oscuro. Hoy quiero hablar sobre mi enfermedad Castleman, sí lo sé no es cáncer de mamas, es otro tipo de cáncer, algo así como el primo bueno del Linfoma de Hodgkin, en mi caso son dos tumores glandulares en medio del pecho.

Si probablemente fuiste al doctor por otra dolencia y te dicen que hay indicios de un quiste o algo para revisar debes prepararte, psicológicamente debes sentarte y enfocarte, no para lo peor como suelen decir algunas personas sino porque la larga etapa que se viene de realizarte exámenes será exhausta, será una larga lista de exámenes de todo tipo, ecografías, radiografías, exámenes de sangre {no te imaginas cuantos}, probablemente transfusiones de sangre, scanners, por puesto biopsia que debe ser la más importante, etc., este es un proceso absolutamente necesario y muy desgastante en el que debes asegurarte de no decaer.

Para mí fue muy difícil sobre todo porque se cometí varios errores, por ejemplo buscar información en internet, es casi imposible no hacerlo, aunque el médico te diga que no lo hagas sentirás la necesidad imperiosa de leer todo lo que encuentres, eso es malísimo porque claro sabrás como es la enfermedad pero no es tú enfermedad, hacerlo solo agudizará tus temores y penas, recuerda que todos los cuerpos son distintos y los diagnósticos también, y solo sabrás lo que de verdad tienes hasta que no hayas terminado de hacerte todos los exámenes.

Por ejemplo en mi caso, leí de que se trataba la enfermedad y quedé devastada y estuve así todo el tiempo hasta que recibí el último y más importante resultado de la biopsia, tenía Castleman, lo primero que hice fue buscar en internet porque la visita al médico era dos o tres días después… pues volví a quedar devastada, por alguna razón la info que encontré decía que moriría en un plazo de dos años, nada más lejos de la realidad, cuando por fin hablé con el doctor me dijo que mi enfermedad era benigna y solo debía hacerme una radioterapia para reducir los tumores…

SI NO ME AYUDO YO…

Lo que me sirvió muchísimo fue ocuparme en ayudar a mi cuerpo comiendo sano, por ejemplo, consumir todo fresco y natural, ya sabes frutas y verduras, carnes cocidas y no fritas, dejar completamente los embutidos, patés, salchichas y todo lo que viniera en sobres como sopas o salsas de tomate, también las gaseosas o jugos, en estos casos mucha fruta para refrigerios naturales es ideal. Hay que alimentarse bien para dar la pelea, yo tuve que subir de peso porque pesaba 42 kilos, tazones de avena con leche entera y azúcar normal todos los días, para ese entonces tenía una anemia tan grave que podría haber colapsado en cualquier momento, así que tomar las pastillas de hierro y comer bien fue indispensable.

ESCUCHA A TU CUERPO

y lo digo por experiencia propia, creo que siempre supe que estaba enferma, no solo sabía de todas las veces que fui a un médico siempre me decían que tenía déficit en todo pero ninguno me dijo que debía ver un especialista, yo no me preocupé pensé que era así por naturaleza, mi energía física era horrible, siempre estaba cansada, mi piel amarilla, mis uñas quebradizas, se me caía el cabello a montones, el frío extremo, mi predisposición para enfermedades de todo tipo, pero yo hice lo que hace todo el mundo, buscar una razón para explicar todo, que trabajaba demasiado, que no tomaba suficiente agua, que fumaba, que bebía alcohol, etc., y por supuesto ignorar no darle importancia a los signos que envía el cuerpo, el problema es que después nos sufrimos.

LA PENA AL TACHO

Recibir una noticia como esta para mi fue como si cayera en medio del océano, todo se nubla, no escuchas nada ni a nadie, y la pena y el dolor era tan intenso, no paraba de llorar y pensaba que a Salvador el amor de mi vida lo había conocido hacía tan poco solo 2 años teníamos juntos, no entendía porque pasaba esto ahora, saber que te irás y dejarás a las personas que quieres es un sentimiento horrible casi indescriptible, por eso cuando la gente lo ve desde fuera y dice “oh que triste es una pena” la verdad ni se imagina lo que realmente significa esto, tanto el cáncer de mama como cualquier otro tipo de cáncer es tremendo… yo cuando me venía la pena lloraba con mucha fuerza, aunque digan que eso hace mal en estas circunstancias a mi me sirvió muchísimo porque lloraba con tanta fuerza hasta quedar tendida en el suelo y cuando ya no había más lágrimas ni dolor que botar me iba al baño me mojaba la cara con agua fría y hacía cualquier cosa para que se me olvidara, es decir cambiar el chip, dejar de pensar, y solo seguir adelante, es difícil pero no imposible!

UD. NO LO HAGA!

Otra cosa muy importante que quiero mencionar antes de terminar es la forma en que mis amigas reaccionaron frente a mi enfermedad, debo decir que todos en una primera instancia me dieron su apoyo y me acompañaron en esos momentos difíciles, pero por supuesto es una situación nueva para todos y claro que se cometen errores y algunos son un poco insufribles por eso quiero comentárselos:

Por ejemplo la genial idea de: “pégate un viaje a Europa, pide préstamos en todos los bancos si total “no los vas a pagar” y ándate a conocer el mundo” Suena como un super buen panorama y tal vez imagino que una persona que ya asumió su enfermedad terminal y tiene las fuerzas suficientes para hacerlo lo hará, pero, una persona que acaba de recibir esa noticia definitivamente no la tomará de buena forma porque no la reconfortará ni la hará sentir mejor, al contrario!

Muy importante: cuando visite a su amiga o amigo vaya con harta paciencia y con ánimo de escucharyo sé que es latero escuchar a una persona quejarse de algo, pero cuando se trata de una enfermedad y sobre todo de una grave como cáncer hágase la idea y la paciencia, es súper desagradable cuando una está hablando de lo que le dijo el doctor y la amiga pone cara de estar chata de escuchar hablar del doctor y cambia el tema, creerán que una no se da cuenta pero sí nos damos cuenta, por lo mismo si usted no tiene la verdadera intención de darle apoyo y cariño a la persona enferma entonces mejor no la visite, se puede notar mucho que no le interesa su situación, como por ejemplo en esta situación:

-yo: me siento pésimo después de la Radioterapia…

-ella: en serio! en que radio estás trabajando?!

-yo: como en que radio?

-ella: dijiste que estabas en una radio?

-yo: no, dije que vengo de la Radioterapia 😠

Además, si su intención es visitar a toda costa a su amiga enferma y ella le dice de 3 veces de formas distintas que no está en condiciones de recibirla, entonces usted no insista, y no aparezca de improviso si le dijeron 3 veces que no fuera, cuando una persona enferma dice que no está en condiciones para recibir visitas es porque de verdad no lo está y hay que respetarlo, sino pasan cosas como en el diálogo anterior.

 Las personas que han recibido esta noticia necesitan a su lado compañías que las apoyen ofreciendo una ayuda cálida y respetuosa, fuera dejen las bromas y los chistes de mal gusto, en mi caso yo siempre fui una persona alegre y entretenida, luego de esto mi sensibilidad aumentó al 1.000 por ciento y esto le pasa a toooodas las personas que reciben la noticia de una enfermedad tan grave como cáncer.

Ud. puede evitar esta enfermedad alimentándose sanamente, pero más importante haciendo chequeos periódicos, recuerde que todos tenemos células cancerígenas en nuestro cuerpo, algunas se desarrollan y en otros casos no, y la forma más factible de sanar es con un diagnóstico temprano, si tienes familia piensa en ellos, ese amor es más poderoso que el miedo 💞

Anuncios