que difícil es ser gordita o delgada

Para comenzar este blog y para que me conozcan un poco me gustaría contarles una parte de mi vida, por supuesto no es algo que me quite el sueño pero creo que para la gente que me rodea era más importante que para mi, esto con respecto a los cánones de belleza que a veces exagera… desde niña siempre fui muuyyy delgada en la adolescencia pesaba 45 kilos, 47 en mis mejores tiempos, y esto me duro hasta que tuve 33 o 34 años, no había nada que me cargara más que ser flaca… porque no tenia pechugas, no tenia trasero, lo único que tenia era caderas anchas y cintura delgada, pero si piensan que eso ayudó a mi autoestima, las saco inmediatamente de ese error, NO.

Sufrí bastante con este asunto del peso, por un lado los chicos, encontraban que me faltaban cazuelas y por supuesto preferían a las chicas más voluptuosas, por otro lado las chicas me tenían envidia, sí envidia (y no estoy siendo para nada egocéntrica con este comentario ¡es la verdad!) siempre me trataron de anoréxica, decían que tenia un “problema mental” porque comía muy poco, que era un pajarito y muchisísimas cosas más que se les pasaba por su cabeza, sobrenombres iban y venían, desde los familiares hasta desconocidos en la calle me molestaban…. por eso me sentía pésimo cuando me decían que era mi culpa ¡¡no lo era!! yo era así al natural que podía hacer?! que iba a hacer para que las demás personas se sintieran bien??? pues nada porque el problema no lo tenía yo, lo tenían ellas.

Además comía de todo, chatarra, papas fritas ($1.000 de papas eran mi almuerzo) y no engordaba nada, y si osaba a decir que me crecía guatita me decían “ay! me dan ganas de pegarte… guata va a tener ella…” pero si tenía! tal vez no tanto porque obvio es proporcional a mi cuerpo…!! tal vez por eso pensaban que era bulímica…. en fin.

Cuando dejé todos los vicios de juventud y me convertí en una señora, comencé a subir de peso (bueno dejando aparte mi enfermedad que me obligó a sanarme completamente) me veo así como en la fotografía, si muy gordita pero bueno, tiene sus ventajas por ejemplo no paso frío como antes, tengo más energía y hasta que no tenga una enfermedad como diabetes o colesterol alto, no me preocuparé tanto, intento buscar formas sanas de alimentarme pero por alguna razón no funcionan para bajar de peso, aunque no me importa tanto porque prefiero saber que me alimento bien 😉

A pesar de eso, a veces me pongo triste y quiero ser flaca otra vez, pero cuando pienso que si volviera a adelgazar dejaría de tener lo que siempre anhelé pechuguitas y pompis, rápidamente se me pasa la pena… creo que solo hay que escoger bien la dieta no más, como la dieta de la sandía 🍉 (una en la noche y otra en el día), o la dieta del sol (mientras mas gordita mejor!)  😂 😂 😂 😂

Saludos a todas las chiquillas y nos vemos en un siguiente post bye!

Anuncios